CaixaBank, un balance positivo en tiempos de adaptación

Durante el primer semestre, CaixaBank ha experimentado una dinámica comercial positiva, con especial énfasis en la integración con Bankia. Gracias a estrategias efectivas, los recursos de sus clientes han aumentado significativamente, con una notable entrada en ahorro a largo plazo.

Un indicador crucial del progreso es la morosidad, que ha alcanzado su mínimo en los últimos quince años. En el contexto de la normalización de los tipos de interés, los márgenes muestran un crecimiento significativo, reflejando un sólido resultado financiero. 

Reproducir vídeo